• Sáb. Jul 2nd, 2022


En cuanto al Batman de Ben Affleck, Zack Snyder utilizó la estampa atlética del actor para crear un personaje de una envergadura temible. Mucho mayor que las encarnaciones previas, llevaba además la muerte de Robin sobre sus hombros. Con un traje que era más una armadura de múltiples capas de protección y un batmóvil convertido en un arma letal, hubo un replanteamiento sobre su psicología.

Mucho más peligroso, violento y brutal que sus predecesores, el Batman de Snyder aterrorizaba incluso a la policía de Gotham. Se trató de una transformación definitiva que terminó por marcar un rumbo por completo distinto a cualquier otra versión del personaje. Y a pesar que no tuvo una película en solitario, su fuerte personalidad se consideró uno de los puntos altos del llamado Snyderverse. 

Matt Reeves tenía la complicada labor de rehacer el personaje. Y hacerlo, en medio de sus numerosos rostros en el cine, evitando referencias y repeticiones obvias. Mucho más, con la película de The Flash, que incluirá al menos a dos versiones del personaje. Reeves, que deseaba recomenzar un trayecto desde una dimensión fresca, escogió entonces un punto novedoso. Un Batman tan joven como para ser inexperto y todavía sin lograr resolver el trauma capital del asesinato de sus padres. Pero uno lo suficiente fuerte como para entrenarse a sí mismo en busca de objetivo y propósito. De hecho, uno de los grandes puntos de The Batman, es el hecho de que en esta ocasión el héroe es una versión realista. Una percepción que ya Christopher Nolan había construido pero que en manos de Reeves toma una dirección por completo nueva.



Source link

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsRomânăРусскийEspañol