• Mié. Sep 28th, 2022

Con Motorola a punto de lanzar el primer smartphone con 200 megapíxeles en su sensor principal, un Samsung ISOCELL HP1 para más señas, y con Sony y su nuevo Xperia 1 IV explorando los sensores telephoto variables, lo cierto es que en Minato parecen mucho más convencidos de la evolución de la fotografía móvil que el resto del planeta, y además son ambiciosos (quizás excesivamente) ya en el corto plazo.

En palabras de Terusi Shimizu, director ejecutivo de Sony Semiconductor Solutions, los teléfonos inteligentes podrán disponer de sensores lo suficientemente potentes muy pronto, incluso como para tomar mejores fotografías que las cámaras réflex y de lente única (DSLR) ya en el próximo año 2024, con menos de 24 meses por delante para seguir creciendo y evolucionando.

La parte trasera del Xperia I IV

En este año 2022, el teleobjetivo variable de Sony es ya capaz de llegar mucho más lejos.

Tal y como nos contaban SamMobile y nosotros compartimos su opinión, quizás este directivo de Sony esté siendo demasiado optimista, y es que los smartphones siempre tendrán limitaciones de espacio que no son tan evidentes en una cámara de tipo DSLR, aunque Sony afirma que ya disponen de un teléfono con un sensor de 1 pulgada, y que la tecnología seguirá evolucionando para que el rendimiento de estos Exmor RS Mobile supere al de las cámaras réflex de lente única.

Aclaran eso sí desde Japón que Terusi Shimizu se refería sólo «a las imágenes fijas de los teléfonos inteligentes» y no a la captura de vídeo, y aunque en la traducción se pierden seguramente detalles de sus palabras, sí se especifica claramente el año 2024 como el de ese sorpasso de los móviles a las DSLR.

Los sensores de fotografía para smartphones han crecido de tamaño -Sony ya dispone de uno con 1 pulgada- y seguramente seguirán evolucionando rápidamente, pero decir que en menos de 3 años vamos a superar a las cámaras dedicadas y de tipo profesional me parece ya no atrevido, sino casi hasta pretencioso.

Obviamente, los móviles se venden en cantidades infinitamente mayores que las cámaras réflex y quizás por ello la evolución será mucho mayor y más rápida, habida cuenta de que en la gama más premium el gran apartado diferenciador es precisamente la cámara fotográfica.

De todas maneras, es difícil pensar todavía en móviles con capacidades similares a las de una cámara dedicada y de tipo profesional, aunque obviamente es cierto que el tamaño de los sensores ha crecido y seguramente lo siga haciendo, algo que implicará concesiones en la trasera de nuestros teléfonos a nuevas jorobas y a soluciones que las disimulen o las aprovechen.

Debemos destacar también que Sony es voz autorizada, pues junto con Samsung es probablemente el mayor proveedor de sensores fotográficos para smartphones, aunque para hacer afirmaciones tan ambiciosas vamos a esperar primero a ver cómo se comporta este prometido ISOCELL HP1 con sus 200 megapíxeles, que llevamos hablando meses de él y todavía no hemos visto este gran primer paso.

Y vosotros, ¿creéis que se han pasado en Sony o también confiáis en tamaña evolución de la fotografía móvil?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsRomânăРусскийEspañol