• Mié. Oct 5th, 2022

Nuestra tendencia actual como consumidores no es a comprar productos, sino a suscribirnos a ellos. Es algo que hacemos con servicios como Netflix o Spotify, y que tiene su transposición en otros productos físicos como coches, patinetes eléctricos y, cómo no, la tecnología. El renting tecnológico es una opción que puedes valorar a la hora de equipar tu negocio o empresa de una forma muy sensata e inteligente. Conozcamos qué es el renting tecnológico y por qué puede interesarte.

¿Qué es el renting tecnológico?

El renting generalmente lo tenemos asociado a los coches, pero tiene su versión tecnológica. El renting tecnológico es un contrato que firmas con una empresa suministradora y por el que tienes a tu disposición aquellos productos que necesites para tu trabajo. Ordenadores, tablets, teléfonos móviles o cualquier tecnología que pueda serte útil. Es decir, lo adquieres el producto y lo tienes en propiedad, sino que estás pagando por su uso.

Obviamente, existen diversas modalidades de contratación en el renting tecnológico. Estas varían dependiendo de los productos en concreto, de su número y de las condiciones que se especifiquen en el contrato. Firmas por un tiempo en concreto y, una vez que se vence, podrás cambiar tu equipamiento por otro más moderno, o bien, quedártelo realizando un pago.

Mujer trabajando frente a un ordenador de sobremesa.

El renting tecnológico es una tendencia en alza.

El renting tecnológico permite que tengas siempre equipos actualizados y adaptados a tus necesidades reales. Si por cualquier causa la tecnología no es lo tuyo, antes de firmar el contrato es conveniente que este sea revisado por una persona que te indique si lo que esa empresa te ofrece es lo que realmente necesitas. Es muy importante que los equipos puedan darte servicio de manera conveniente por todo el tiempo de duración del contrato.

Además, conocer si el contrato tiene algún tipo de limitación de uso de los equipos es fundamental, evitar sorpresas de última hora ha de ser uno de tus objetivos. Por ejemplo, ¿existe mantenimiento o actualización? ¿Cada cuánto se cambian los equipos? ¿Hay equipos de sustitución similares en caso de avería?

Ventajas del renting tecnológico que le hacen ser una opción preferente

  • Coste: sí, en cuanto adquieres un equipo de forma tradicional ya ha comenzado a depreciarse. En el caso de los móviles, la depreciación puede ser muy acusada. Con el renting tecnológico no asumes este hecho, pagas una cuota de alquiler y cuando lo determine el contrato, se cambian por otros. El pago de una cuota mensual es además desgravable como gasto, por lo que puedes deducirte el IVA, al tratarse de un bien necesario para tu trabajo.

  • Inversión inicial inexistente: los comienzos siempre son un problema, ya que hay que invertir mucho dinero en gran cantidad de cosas. Gracias al renting tecnológico estás evitando una inversión inicial alta, por lo que puedes utilizar ese dinero que destilerías a comprar equipos a otras cosas. Simplemente, has de pagar tu cuota mensual y disfrutar de tu equipamiento tecnológico.

  • Lo último del mercado: otra de las ventajas asociadas al renting tecnológico es el hecho de que los equipos están actualizados, por lo que vas a disponer de lo último en tecnología siempre. De esta manera, de garantizar un uso adecuado de esos productos y que los artículos no quedarán obsoletos en un plazo de tiempo breve. Así puedes mantener el ritmo de trabajo sin temor a que un equipo viejo te vaya lastrando.

  • Mantenimiento incluido: es uno de los aspectos más importantes para muchos. Cuando existe algún tipo de problema, el propio contrato de renting tecnológico determina que ese equipo será sustituido por separado en un plazo concreto. Cuando los equipos son de tu propiedad, no tienes otro de sustitución. El contrato de renting puede determinar que así sea, sobre todo cuando las reparaciones pueden prolongarse en el tiempo. Supone ganar en tranquilidad y saber que tu negocio o empresa va a estar siempre funcionando.

El renting tecnológico se ha convertido, por derecho propio, en una de las opciones más interesantes a la hora de equipar tu negocio o empresa. Eliminas gran cantidad de problemas que implica siempre comprar de manera directa. La posibilidad de tener mantenimiento y solución rápida a los problemas son quizás los puntos a favor que pueden inclinar la balanza hacia el renting.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsRomânăРусскийEspañol