• Dom. Ago 14th, 2022

Una de las características de los terminales premium que se ha popularizado en los dispositivos de gama media a lo largo de los últimos años es, sin lugar a dudas, la carga rápida.

La carga rápida, que está presente en la gran mayoría de los móviles de gama media y gama alta del mercado, es realmente útil, ya que te permite cargar el smartphone al completo en menos de una hora, pero esta funcionalidad también tiene una cara B: los terminales con carga rápida recortan la capacidad de sus baterías.

Animación de carga en MIUI

Los móviles con carga rápida ven reducida la capacidad de su batería

Más carga rápida, menos capacidad de batería

Recientemente, los chicos de GSMArena han publicado un informe que evalúa cuánta capacidad de batería pierden los terminales Android con carga rápida respecto a los dispositivos que no la tienen.

En este sentido, los resultados de esta investigación, en la cual han analizado dos docenas de terminales, revela que los móviles con carga rápida ven reducida la capacidad de su batería, de media, un 10% respecto a los smartphones con carga lenta. Por lo tanto, si un smartphone sin carga rápida cuenta con una batería de 5.000 mAh, un modelo similar con carga rápida reducirá su batería hasta los 4.500 mAh.

Así, por ejemplo, el Xiaomi Mi 10 5G está equipado con una batería de 4.780 mAh con carga rápida de 30W que completa un ciclo de carga completo en una hora y 12 minutos y el Xiaomi Mi 10 Pro 5G cuenta con una batería de 4.500 mAh con carga rápida de 50W que se carga al completo en 50 minutos. En este caso, vemos que la diferencia de capacidad de batería entre ambos es de tan sólo 280 mAh, lo que supone una reducción de la capacidad de la misma de un 6%, y que el tiempo de carga sólo se reduce en 20 minutos.

informe carga rápida vs capacidad de la batería

Estos son los resultados del análisis llevado a cabo por los chicos de GSMArena

Este informe también revela que los móviles con una velocidad de carga rápida de entre 18 y 33W no ven reducida la capacidad de su batería respecto a los modelos con carga estándar y, por lo tanto, es a partir de los 50W de velocidad de carga donde ya empezamos a ver que las baterías de los smartphones pierden capacidad.

Un buen ejemplo de que los terminales con una carga rápida inferior a 50W no ven reducida la capacidad de su batería lo encontramos al comparar el Xiaomi Redmi Note 9 Pro comercializado en India y el Redmi Note 9 Pro global, ya que ambos cuentan con una batería de 5.020 mAh, a pesar de que el primero dispone de una carga rápida de 18W y el segundo cuenta con una carga rápida de 30W.

Una vez que ya conoces los pros y los contras de la carga rápida, antes de comprar un smartphone nuevo tendrás que decidir si prefieres tener un dispositivo con una batería más pequeña que cargue en una hora o menos o un terminal con una batería de mayor capacidad, pero con una carga más lenta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsRomânăРусскийEspañol