• Sáb. Jul 2nd, 2022

Hace tiempo que dejamos atrás los móviles con traseras de plástico fácilmente desmontables, con baterías que se podían retirar de forma sencilla, incluso intercambiar cuando no quedaba energía. Los smartphones de hoy en día llegan con diseños unibody que no podemos «toquetear» y que hacen las reparaciones bastante más complicadas.

La Unión Europea quiere acabar con esto, quiere que las baterías de nuestros móviles sean más sencillas de reparar. Con ello no solo ganarían los usuarios, también el medio ambiente. Un móvil con la batería rota es un deshecho casi seguro, por lo que facilitar y economizar el proceso de reparación podría acabar con mucha basura tecnológica.

batería móvil

¿Adiós a los componentes sellados a la placa base?

¿Volveremos a las baterías extraíbles?

La proporción de baterías que se reciclan al final de su vida útil sigue es muy baja. Sin embargo, la cantidad de dispositivos que usamos cada día y que incorporan estas baterías es cada vez mayor. Por tanto, la cantidad de basura que generamos no deja de crecer.

Nos encontramos ante un problema para el medio ambiente, pero no es lo único que preocupa a la UE. También existe una dependencia de las materias primas necesarias para fabricar esas baterías, materias que proceden de países como Rusia. La invasión de Rusia a Ucrania ha puesto de manifiesto los problemas de suministro que se pueden sufrir. Como señala Henrike Hahn, diputada europea:

El ataque de Putin a Ucrania está desafiando el suministro de materias primas de Europa, por lo que necesitamos con mayor urgencia la sustitución y mercados para las materias primas recicladas.

Por lo tanto, el Parlamento Europeo quiere utilizar las nuevas normas de la UE para garantizar que las baterías se produzcan de manera más sostenible y que una mayor proporción se recicle. Se pretende aumentar la proporción de materias primas recicladas como el cobalto, el litio, el níquel o el plomo en las baterías. Esperan alcanzar una tasa de reciclaje del 90% para el año 2026.

Además, el Parlamento pretende que el fin de los productos no venga determinado por la vida de las baterías de estos. Busca así que los fabricantes faciliten el acceso a baterías de reemplazo para una vez terminado el diseño de los dispositivos que posibiliten el recambio de piezas, los usuarios puedan intercambiar las baterías de forma sencilla con herramientas accesibles en el mercado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsRomânăРусскийEspañol