• Jue. Ago 11th, 2022

Cómo configurar un Mac para que se vea perfectamente con una pantalla externa


Una de las cosas que suelen hacer los usuarios que persiguen su productividad es conectar una pantalla externa al Mac. Por suerte, hacerlo es bastante sencillo, aunque hay algunos ajustes que te puede interesar modificar y que requieren ir un poco más allá. Aquí te contamos cómo configurar un mac para que se vea perfectamente con una pantalla externa.

Qué pantalla externa es compatible con mi Mac

Lo primero de todo es comprobar cuáles son las capacidades técnicas de nuestro Mac. La forma más rápida de despejar tus dudas es la siguiente:

  • Pulsa el menú de la manzana  y elige Acerca de este Mac.
  • Copia su número de serie.
  • Accede a la página de especificaciones técnicas de Apple y en el buscador pega el número de serie.
  • Aparecerá un resultado para tu modelo de Mac, accede a él.
pantalla externa macOS

Ahora que ya tienes localizada tu generación de Mac, ve al apartado «Video», donde encontrarás las capacidades técnicas de tu equipo. En la captura superior verás lo que se muestra para un MacBook Air M1: soporte para una pantalla externa de hasta 6K y 60Hz de refresco. Ahora ya sabes qué modelos de pantalla externa soporta tu Mac.

Elige el puerto adecuado para tu pantalla externa

pantalla MacBook Pro m2

A la hora de configurar una pantalla externa con tu Mac, es importante elegir una que tenga el conector adecuado. Lo ideal es no tener que depender de adaptadores de un puerto a otro, simplemente porque suponen un coste adicional y se quedan a la vista cuando no sería necesario. Si tu Mac tiene HDMI, asegúrate de que la pantalla externa también lo tiene o viene con uno de sus extremos del cable como HDMI. Lo mismo con USB-C.

A la hora de pensar en cables y adaptadores, la mejor opción es encontrar un cable con los puertos que necesitamos. Así minimizamos depender de adaptadores y cables pesados

Si tu Mac no tiene ninguno de estos puertos por ser muy antiguo, probablemente tengas que recurrir al DisplayPort en alguna de sus variantes. Y también adquirir un adaptador para la pantalla externa.

Primeros pasos con una pantalla externa en el Mac

pantalla externa

Cuando conectes tu flamante nuevo monitor externo al Mac, hay algunos ajustes iniciales que merece la pena revisar. Para ello, ve a Preferencias del sistema > Pantallas. Aquí miraremos lo siguiente:

  • En Disposición, puedes mover las pantallas de sitio para que encajen a cómo las tienes distribuidas en tu escritorio.
  • Colocando ambas pantallas en su sitio real, resulta una mejor experiencia con el escritorio extendido.
  • Si lo que buscas es replicar la pantalla de tu Mac en el monitor externo, elige la opción «pantalla duplicada».

Configura un Mac para que se vea perfectamente con una pantalla externa

Ahora que tenemos la pantalla externa conectada al Mac es hora de revisar la configuración más avanzada. En primer lugar, conviene revisar la resolución de la pantalla externa en Preferencias del sistema > Pantallas y seleccionando tu pantalla externa. Los ajustes de pantalla que puedes modificar dependiendo de la pantalla externa son estos:

menú pantallas

  • Colores: elige siempre la opción con mayor número de colores (millones de colores).
  • Refresco: puedes escoger diferentes refrescos de pantalla, cuanto más alto, más fluida será la pantalla al cambiar de una cosa a otra.
  • Resolución: puedes escoger la que viene por omisión o cualquiera de las que soporte tu pantalla externa. Una resolución alta te permite tener más espacio para trabajar.

Lo mejor a la hora de configurar una pantalla externa en el Mac es ir probando distintos ajustes. Una alta resolución puede parecer buena idea, pero los elementos de la pantalla serán más pequeños y pasar con la vista de una pantalla a otra puede no ser demasiado cómodo.

Un último ajuste: el suavizado de fuentes del Mac

configurar pantalla externa mac

Dependiendo de tu modelo de Mac y de pantalla externa, es posible que al conectar ambos veas que el texto mostrado está borroso (especialmente en pantallas antiguas). En versiones de macOS anteriores, había una forma sencilla de gestionar el renderizado, pero ahora debemos recurrir al Terminal para mejorar el renderizado de fuentes en pantallas no-retina. Para ello, hacemos lo siguiente:

  • Pulsamos cmd + barra espaciadora y escribimos Terminal. Abrimos la app del mismo nombre.
  • Introduce esta línea de comando:

defaults -currentHost write -globalDomain AppleFontSmoothing -int 1

Para notar su efecto, deberás reiniciar el Mac. Si no te convence este cambio, puedes sustituir el 1 del final por un 2 e incluso un 3. Para desactivarlo, basta con poner un 0 y reiniciar el Mac de nuevo.

Como ves, gran parte de la configuración de una pantalla externa en el Mac se reduce a una cuestión de gustos. Te recomendamos probar distintos ajustes e incluso posiciones para el monitor hasta encontrar la combinación perfecta.

En Applesfera | Apple MacBook Pro M2, análisis: experiencia y evolución.



Source link

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
العربية简体中文NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsRomânăРусскийEspañol